bienvenido Spain welcome English binvenue French willcommen German benvenuto Italian welkom Dutch bem-vindo Portuguese добро пожаловать Russian

ترحيب Arabic

歓迎 Japanese 환영 Korean 歡迎 Chinese Simplified


- Traductor - - Translater -

jueves, 30 de marzo de 2017




SORIA
- Masegoso -


Despoblado perteneciente a Pozalmuro

En el valle por donde discurre el Rituerto, entre las sierras de La Pica y el Madero, pueden verse todavía los restos de la torre de vigía de Masegoso; tanto ésta como las torres de Castellanos del Campo, La Pica y Aldealpozo, han dado pie a historias y leyendas, debidas a la pluma de Manuel Ibo Alfaro y las siguientes reediciones del padre Zamora Lucas y de Vicente García de Diego; en el caso del despoblado que nos ocupa, se trata de la novelita “El fantasma de Masegoso”.

Este lugar fue uno de tantos de donde salió una leyenda sobre el envenenamiento de toda la población, leyenda con la que también se justifica la despoblación de Mortero, Fuente del Rey y otros lugares; a partir de ese rumor popular y mezclándolo con odios entre familias por propiedades, con el aditamento de la tía Avedícula, una mezcla de celestina y bruja, Ibo Alfaro escribiría su novelita y haría famoso al despoblado, como hiciera también con la leyenda de La Pica, o la de los amantes de Peroniel y tantas otras.

Para la despoblación de Masegoso -como para tántos otros lugares- no se encuentra explicación satisfactoria, ya que tanto su buena ubicación, su abundante agua, y el buen pasto del monte, hubiera podido sostener un buen número de personas, pero el caso es que ya en el siglo XVIII ya había siete casas arruinadas, cinco sin morar, sólo siete vecinos y dos pobres de solemnidad; se empleaban en la agricultura y no poseían animales de lana.

El Común era propietario del horno, la dehesa y el monte bajo. Cada año arrendaban al conde de Gómara el agostadero de la espiga de los sembrados por 674 reales. Precisamente para tener derecho a pastos, tenían propiedades en Masegoso en marqués de La Pica, los mayorazgos de Francisco Gómez, Diego y María de Morales y Diego de Castejón; Gregorio Carrillo, de Soria; Alvaro Muñoz y Torres, de Ciudad Real; Antonia Josefa de Sevilla y Miranda, de Lumbreras; José y Jerónimo Muñoz de Morales, de Pozalmuro, entre otros nombres con el “don” delante, lo que viene a decir que son del estado noble (con título o sin él) y/o eclesiástico.

Estos nobles ayudarían a los agricultores en la carga de los impuestos, ya que, aunque de realengo, como se verá el común debía hacer frente a 59 reales para el cura del lugar por la oblación y letanías; 120 reales para las festividades de San Gregorio y la Santa Cruz, por misas y actos religiosos; por pasaje de soldados pobres y cristianos nuevos 140 reales; al convento de la Trinidad de Burgos, para la redención de cautivos, 5 reales; al convento de la Misericordia de Soria, también para redimir cautivos, 4 reales; a la Casa Santa de Jerusalén, 10 reales; al sacristán por asistir a la iglesia, 36 reales. Gastaban el limpiar la fuente 90 reales al año; en limpiar las acequias, el río Rituerto y composición de caminos, 250 reales; al alcalde por ir a juntas del sexmo, 15 reales; y por último, a la persona que hace los repartimientos de débitos, 22 reales.

En lo que fuera término de Masegoso abunda el agua; además del río Rituerto, dos manantiales, de nombre Dehesón y Masegoso humedecen un terreno donde abunda la mansiega (hierba dura parecida a la anea) y de donde ha derivado el topónimo de ese lugar. Puede localizarse en la hoja 351 del mapa 1/50.000, entre Villar del Campo y Pozalmuro.
















































(Visita realizada el 9 de Junio de 2016)







SORIA
- La Pica -


La Pica es un despoblado del municipio de Tajahuerce en la provincia de Soria.


El despoblado de La Pica es, tal vez, uno de los más renombrados de la provincia de Soria. Sobre él se instituyó un título nobiliario con el mismo nombre y, debido a ello, algunos investigadores se han interesado por él.

Todavía pueden verse, a los pies de la torre, las ruinas de algunos edificios, relativamente recientes, tal vez dedicados a guardar el ganado, y de una pequeña iglesia. La torre formó parte de una red de vigilancia compuesta por ella y las de Aldealpozo, Castellanos del Campo y Masegoso, todas en pie, no sé si habría que decir milagrosamente.

Por el lugar discurre un arroyo que recibe el mismo nombre que el despoblado y todo el entorno, en el fondo de un barranco, y respaldado por la Sierra de la Pica, resulta bastante inquientante. Cuando, en el siglo XVIII se deshabitó, el archivo, imágenes y altares de la iglesia pasaron a Tajahuerce. Dicen los habitantes de este lugar que les apodan “los caciques” porque pasaron a ser los propietarios del despoblado y, con él, del torreón. Cinco eran los habitantes con que contaba el hoy despoblado, todos colonos del marqués de la Pica o, como recoge el Catastro de la Ensenada “cinco habitantes pertenecientes al marqués del mismo nombre”.

El marquesado de la Pica se halla, desde su creación en 1684, en poder de una familia chilena, descendiente del linaje de los Salvadores y de apellido Bravo de Saravia. Eran, antes que marqueses, señores de La Pica y Almenar. Emparentaron, como era frecuente entre la nobleza, con otros de su rango y condición, en principio sorianos, como los Castejón de Ágreda, y más tarde chilenos.

Por desidia y por no haber hecho efectivos los derechos de sucesión, el marquesado estuvo vacante casi un siglo, hasta que en 1913 lo rehabilitó Fernando de Irarrazabal y Fernández y aún, un sucesor de éste, hubo de rehabilitarlo de nuevo en 1988.

Eran también propietarios, en Soria capital, del palacete de la plaza de Abastos, dedicado muchos años a colegio, conocido como el de Doña María. Los escudos de la familia pueden verse en la fachada.

Ahora, el lugar donde todavía se mantiene la torre de La Pica es visitado por nostálgicos y cazadores, quienes, a buen seguro, cobraran buenas piezas, sobre todo de liebres.










































- Fuente de Información -


http://soria-goig.com/despoblacion/despo_08l.htm


(Visita realizada el 9 de Junio de 2016)